Así como una buena crítica de cine, puede hacer que se agoten las entradas para todas las funciones de todas las salas del país la semana de su estreno, la bendición de los medios especializados del mundo vitivinícola puede contribuir a que una añada de una etiqueta particular de vino se agote apenas llega a las góndolas. Más allá del prestigio de la bodega, una buena calificación por parte de los expertos puede cambiar el destino de una botella de vino. ¿Cómo se puntúan los vinos? Puntos vinos portada

La puntuación que recibe una añada de un vino es la forma más sencilla que posee un crítico de vinos para comunicar su opinión acerca de la relación precio versus calidad del mismo. Las puntuaciones de vinos son publicadas en periódicos, revistas y guías de vinos, e incluso  las bodegas imprimen medallas para colocar en las propias botellas de vino. Dichas calificaciones se utilizan para complementar y comunicar en forma ágil las notas de cata. No es difícil de imaginar su poder de influencia: consumidores, negociantes e inversores utilizan las guías como manual de compra.

La experiencia adquirida, gracias a los miles y miles de vinos probados, hace que cuando el experto se pone en contacto con el vino, la asociación de notas de cata mentales, logran definir automáticamente la valoración del vino. En su libro “Descubrir el gusto del vino” Emile Peynaud, que ha tenido un papel fundamental en la divulgación sobre las técnicas de la degustación del vino, menciona que “la cata es, ante todo, un acto sensorial, más tarde, pero solamente más tarde, se convierte en una actividad intelectual”. Hace referencia a que la cata  y su valoración es una especie de lectura donde los vinos son los textos. El catador ha adquirido el hábito de la “lectura” y en sus aciertos, el prestigio.

Robert Parker es el crítico estadounidense más famoso del planeta y probablemente el más influyente, tanto por el precio que alcanzan los vinos según su puntuación, como por su influencia en la producción. Su publicación The Wine Advocate, que se publica seis veces al año. Tiene un sistema de crítica basado en 100 puntos:

96-100 Excepcional
90-95    Excelente
80-89    De bueno a muy Bueno
70-79    Bueno
60-69    Inferior a la media
50-59    Inaceptable

La revista Wine Spectator, basada en la Guía Peñin, fundada por el español José Peñin hace más de 25 años, utiliza un puntaje similar:

 95-100 Excepcional
90-94    Excelente
85-89    Muy Bueno
80-84    Bueno
70-79    Correcto
60-69    No Recomendable
50-59    Defectuoso  

Algunos detractores argumentan que la calidad del vino es muy compleja y subjetiva como para someterla a evaluaciones numéricas sujetas a un alto grado de imprecisión. El sistema americano  puntúa de 50 a 100 puntos, siendo el sistema más extendido. Sin embargo, los ingleses no han adoptado este método y utilizan otro basado en una puntuación que llega hasta los 20 puntos. Una de sus defensoras principales es Jancis Robinson, periodista y editora de diversos libros relacionados con el mundo del vino. Decanter Magazine es una revista líder en el sector del vino a nivel internacional que utiliza el sistema comentado de 20 puntos. A la puntuación se llega  analizando la vista, el aroma, el bouquet, la acidez total la astrigencia, etc.

20 Excepcional
19  Increíble
18  Por encima de Superior
17  Superior
16  Distinguido
15  Medio
14  Mortalmente Aburrido
13  Casi defectuoso o desequilibrado
12  Defectuoso o desequilibrado

Cada medio adopta el sistema de clasificación que cree mejor, pero en toda esta variedad de puntos, lo importante es la ayuda que encuentra el consumidor frente a la góndola. La decisión de comprar un vino u otro puede variar según la ocasión, nos guiamos por nuestros gustos, la necesidad de innovar o las recomendaciones del sommelier, pero nadie puede negar que en algunas  ocasiones la mención que ha recibido la etiqueta  por los críticos más importantes del mundo determina nuestra compra final.

MENU

Bodega Vistalba – Vinos exclusivos de Mendoza, Argentina