El mejor sommelier del mundo fue elegido en el marco del concurso organizado en Mendoza por la Asociación Internacional de Sommeliers, que reunió a 61 ganadores regionales que participaron por el título mayor.

Imagen Concurso Mejor Sommelier del Mundo 2016

Mendoza fue sede del Mundial de Sommeliers

Con un gran esfuerzo de organización por parte de la Asociación Argentina de Sommeliers, anfitriona del evento, 61 sommeliers de 58 países, junto a una importante comitiva de prestigiosos profesionales del vino se dieron cita en Mendoza para celebrar la 15° edición del Concurso Mejor Sommelier del Mundo, organizado por la Asociación Internacional de Sommeliers (ASI).

Durante los días previos al concurso, el Comité Técnico, compuesto por destacadas personalidades del vino a nivel mundial, visitó algunas de las bodegas que apoyaron el concurso. Bodega Vistalba fue una de las visitas programadas en la activa agenda del Comité y recibió a los visitantes con una degustación seguida de almuerzo en el Vistalba Wine Bar. Recibidos por Carlos Pulenta y acompañados por Andrés Rosberg y María Laura Ortiz, Presidente y Vice Presidente de la Asociación Argentina de Sommeliers respectivamente, el Comité Técnico, encabezado por el Master of Wine Gerard Basset, fue recibido con una degustación de espumante Progenie I y de los blends Vistalba Corte A y Corte B. Luego, los miembros del Comité disfrutaron de un distendido almuerzo con un menú de cuatro pasos, acompañado por los vinos de la bodega.

La ceremonia final

El día martes 19 de abril tuvo lugar la final del concurso, en el majestuoso Teatro Independencia de la Ciudad de Mendoza. Allí, ante las delegaciones de los países participantes y destacados protagonistas locales del mundo del vino, se anunciaron los tres finalistas, que se impusieron entre los quince sommeliers que llegaron a las instancias semifinales. Los elegidos a participar por el título de Mejor Sommelier del Mundo fueron Arvid Rosengren, de Suecia, el francés David Birau y Julie Dupouy, finalista irlandesa y una de las cuatro mujeres que accedieron a la competencia. En ese orden se sometieron a las rigurosas pruebas del concurso, para alzarse con el título de Mejor Sommelier del Mundo.

Ante un expectante público, las cortinas  del teatro se corrieron para revelar el escenario en el que se desarrollarían las pruebas. Con un ambiente que simulaba un restaurant, celebridades y profesionales del mundo vitivinícola –entre los que se encontraban ganadores del concurso de años anteriores- se ubicaban en las mesas dispuestas sobre el escenario.

Trece fueron las pruebas que los candidatos debieron sortear, con la dificultad de contar con tiempo limitado para resolver cada una de las situaciones que se les presentaron. De las trece pruebas, once se desarrollaron con cada concursante por separado y las dos últimas tuvieron a los tres finalistas trabajando en simultáneo sobre el escenario.

Las pruebas

En la primera prueba, los candidatos debían servir el champagne extra brut que el “cliente” solicitaba. Sin embargo, debían sortear una pequeña dificultad: no existía tal champagne entre los disponibles. El candidato, entonces, debía utilizar su elocuencia para sugerir una alternativa y convencer a los comensales. En la misma prueba, los participantes debían además preparar un cocktail Martini muy seco, al gusto del comensal.

La mesa siguiente fue escenario de una prueba que evaluó la creatividad y originalidad del sommelier. Se les presentaron seis etiquetas de vino a los candidatos, quienes tuvieron un minuto para memorizarlas y seis minutos más para sugerir un menú de pasos maridando las etiquetas con platos que resaltaran las cualidades de los vinos. Una vez concluida esta prueba, el sommelier debía recomendar un café y un licor para acompañar una trufa de chocolate amargo, a pedido de un cliente.

Tomero Gran Reserva Malbec, protagonista

Bodega Vistalba fue la única etiqueta de Argentina mencionada durante las pruebas. En la cuarta prueba, el sommelier alemán y Master of Wine Markus del Monego, ganador del prestigioso concurso mundial en 1998, le solicitó a los candidatos la decantación y servicio de un Tomero Gran Reserva Malbec 2011. Con mucha expertise, los sommeliers descorcharon la botella Magnum de Tomero y la dispusieron en decanters, para su posterior servicio. Enseguida, el comentario sobre la presencia de Tomero en el escenario del concurso se multiplicó en las redes sociales y llegó a la prensa.

Foto botella Tomero Gran Reserva Malbec

Concluida la cuarta prueba, los sommeliers debieron afrontar una tarea muy característica de su profesión: convencer a un potencial cliente de adquirir dos cajas de un vino.

Una vez finalizadas las pruebas de interacción con clientes, las tareas que siguieron  requirieron la absoluta concentración por parte de los sommeliers. En primer lugar, los candidatos debieron identificar y brindar una descripción lo más completa posible de tres copas de vinos blancos que degustaron a ciegas, además de reconocer un punto en común entre dos de ellos. A continuación, la prueba se repetía pero con tres copas de vinos tintos.
La anteúltima prueba consistió en reconocer ocho bebidas espirituosas, entre las que se encontraba un pisco, un tequila, un bourbon y un whisky. Inmediatamente después los concursantes debieron encontrar el error en la lista de vinos de cada una de las placas que se les presentaban.

Mejor Sommelier del Mundo

Finalizadas las pruebas, el concursante de Suecia, Arvid Rosengren, se impuso entre los competidores y se alzó con el título de Mejor Sommelier del Mundo. Sorprendido y emocionado, el sommelier de 31 años que actualmente reside en Nueva York, recibió regalos de los sponsors, incluida una botella magnum de Tomero Gran Reserva Malbec 2011, de Bodega Vistalba, idéntica a la utilizada en la prueba.

Jon Arvid Rosengren

La representación argentina en el mundial

La representación argentina en el mundial estuvo a cargo de los experimentados sommeliers Paz Levinson y Martín Bruno. Paz se desarrolla actualmente como sommelier en el lujoso hotel 5 estrellas Le Bristol, en París. Con una performance destacable, se consagró en cuarto lugar en el concurso de este año. Por su parte, Martín tiene la responsabilidad de ser el sommelier principal de TEGUI, elegido el mejor restaurant de Argentina y ubicado entre los diez mejores de Latinoamérica.

MENU

Bodega Vistalba – Vinos exclusivos de Mendoza, Argentina