El Tomero es una figura central en la vitivinicultura de nuestras tierras. En Mendoza, donde el agua es un recurso escaso, el Tomero cumple la esencial tarea de velar por la eficiente administración de este elemento vital para el desarrollo de los cultivos. 

tomero-6

El Tomero y la viña

El oficio del Tomero data del año 1884, cuando la necesidad de implementar un uso racional del escaso recurso hídrico determinó la creación de la Ley de Aguas. Entre otras reglamentaciones orientadas al ordenamiento del uso del agua, la figura del Tomero surgió como un administrador del agua y una verdadera autoridad en la materia

tomero-1Según la estación del año, las labores en un viñedo son más o menos intensas, pero el desempeño del Tomero es de vital importancia durante todo el año. Este “repartidor de aguas” es responsable por la eficiente distribución del recurso hídrico, velando por que las numerosas hectáreas que se encuentran bajo su supervisión reciban el riego necesario para desarrollarse de manera óptima. No obstante, sus tareas no se agotan en velar por una eficaz y equitativa administración. El Tomero es un verdadero conocedor del terreno. Su trabajo de campo lo lleva a recorrer las zonas de riego bajo su control y observar las necesidades que en este sentido profesan los agricultores, garantizando un óptimo funcionamiento de las compuertas y asegurando así una correcta distribución del agua desde el canal hasta las fincas. El Tomero no sólo exige el cumplimiento de la ley, asume además tácitamente el compromiso de crear conciencia por el uso racional del agua.

tomero-7

En este sentido, además de la distribución estratégica del agua, el Tomero tiene una especial apreciación por la custodia de este recurso. El cuidado y ahorro del agua están íntimamente ligados a los valores del Tomero, quienes desde temprana edad aprenden este oficio de la mano de sus padres y abuelos. Al igual que una receta familiar, la labor del Tomero es una tradición que orgullosamente se hereda. Desde muy jóvenes, los hijos de los Tomeros observan a sus padres cumplir con dedicación esta apasionante tarea. Este aprendizaje de primera mano los inspira a mantener vivo el folclore de esta tradición y, como un deber insoslayable, compartirlo con sus descendientes.

tomero-2

Nuestros vinos TOMERO rinden homenaje al ícono de la viña, al Tomero que con dedicación cumple esta esencial tarea, llenando de vida los viñedos.

tomero-3

MENU

Bodega Vistalba – Vinos exclusivos de Mendoza, Argentina