Maridar una comida y una bebida es encontrar la armonía entre ambos, dada por la suma de los aromas, sabores y estructura. Nos acercamos al Wine Bar de Bodega Vistalba para descubrir algo más sobre esta técnica.

Portada Risotto Wine Bar

Son innumerables las propuestas de maridaje por tradición, y estos acuerdos regionales tan exitosos ligados a la geografía, al desarrollo cultural y la herencia histórica, son aceptados voluntariamente, sobre todo en regiones donde se cuenta con mucho turismo. Los ejemplos sobran en el mundo  y podríamos citar, al menos tres bien representativos de nuestro país: las empanadas salteñas con Torrontés, el bife de chorizo con Malbec y el cordero patagónico con Merlot.

Estamos en el Wine Bar de nuestra bodega, el mejor referente para hablar sobre el maridaje por tradición, allí nos encontramos con su chef, Sebastián Ingallina y con Bárbara Andreoli, sommelier y Brand Ambassador de la marca. Nos cuentan que la propuesta del Wine Bar es un espacio en el que el visitante puede degustar los vinos y espumantes, acompañados de diferentes platos elaborados con ingredientes autóctonos. Sebastián nos relata que la filosofía de cada plato es resaltar las frutas y vegetales de temporada, aprovechando sus beneficios, su frescura y su sabor. Para ello cuentan con una huerta propia que manejan orgánicamente, en la búsqueda de una vida sana y natural.

lomo con papas panaderasBárbara nos comenta que junto a Sebastián, analizan la personalidad de cada vino para la selección de los platos del menú. Para el plato principal, pensado para maridarlo con nuestro Malbec insignia, el Tomero Gran Reserva Malbec 2010, trabajan en las mejores expresiones que el vino puede aportar a cada plato.

“Cuando pensamos en el maridaje, tenemos que tener en cuenta el plato como un todo, no solamente la materia prima, sea esta, carne vacuna o pescado, sino también el método de cocción, la salsa y guarnición” señala Bárbara.

Actualmente la propuesta del Wine Bar tiene un menú de 4 pasos y 3 opciones de platos principales, para satisfacer el gusto de todos los visitantes. Una de las propuestas es un Risotto de Hierbas y parmesano con hongos en tres cocciones, que a decir de su hacedor, la cremosidad de la preparación más los sabores aportados por los vegetales y las hierbas que componen el plato, confluyen en un equilibrio perfecto para la intensidad de los aromas especiados de este Malbec.

“En el caso del Salmón rosado con vegetales de estación sobre crema de calabaza y azafrán, (otra de las opciones de plato principal), la dulzura en la guarnición pide, del mismo modo, este Malbec amable de entrada dulce. Las notas a canela del Tomero Gran Reserva Malbec 2010 coquetean con el azafrán, logrando una unión elegante”, nos cuenta Bárbara mientras despierta nuestro interés.

La propuesta de opciones del plato principal se completa con un clásico Lomo grillado con papas panaderas. Esta presentación sorprende con la excelencia que poseen las cosas simples. Señala Sebastián que en esta preparación se prioriza el punto de cocción. En tanto, Bárbara nos recuerda que “El Malbec es la variedad que encontró su mejor expresión en los diferentes suelos argentinos, muestra la versatilidad para expresar los terruños y el potencial que Argentina tiene en el mundo, es la cepa que nos representa y nos posiciona” y en esta conjunción del corte carne vacuna con el Tomero Gran Reserva Malbec 2010 está representado uno de los mejores maridajes por tradición que nos define.

En suma, una acertada propuesta gastronómica, que nos invita a disfrutar del almuerzo y que se convirtió en una parada sibarita para todos los enoturistas que recorren la zona de Vistalba.

MENU

Bodega Vistalba – Vinos exclusivos de Mendoza, Argentina