Uno de los momentos más gratos en una bodega -aunque también la época de más labor del año- es la llegada de la uva nueva. En época de cosecha, fincas y bodega se convierten en un teatro en el que todo el equipo desempeña un papel fundamental en la obra de la vendimia.
En este contexto, la tarea del enólogo cobra un sentido especial. Alejandro Cánovas, primer enólogo de Bodega Vistalba, nos acompañó a presenciar el momento del primer ingreso de uvas del año, en este caso Pinot Noir y Chardonnay que tienen como destino la elaboración de los espumantes Progenie. Además, nos describió los procesos que siguen luego de este primer acercamiento y nos adelantó qué espera de Progenie cosecha 2016.

Progenie cosecha 2016

Primeros pasos

Recién llegados de la Finca Don Antonio, ubicada en el Valle de Uco, los racimos de Chardonnay y Pinot Noir ingresan a la bodega para ser seleccionados de forma manual. Una vez que se realizó esta minuciosa selección, se procede al prensado.

Untitled design (17)

El prensado se realiza con los racimos enteros, sin despalillar. Cabe destacar que el prensado es directo, minimizando  de esta manera el contacto del mosto con los sólidos, impidiendo que éste se cargue de polifenoles. Al prensar los racimos de ambas variedades (Pinot Noir y Chardonnay) juntos, se logra una mayor integración de los jugos. Este prensado se realiza a presiones muy bajas,  obteniendo un mosto flor de excelente calidad para la elaboración de vinos bases.

Una vez obtenido el mosto, éste se lleva a tanques de acero inoxidable, a temperaturas inferiores a los 7°C, a fin de evitar la fermentación. Este proceso tiene una duración de 24 horas, luego de las cuales se procede al desfangado o autolimpieza del mosto. Por medio de este proceso, los mostos son despojados de gran parte de las sustancias que le dan turbidez al caldo.

De la vid a la botella

Luego de las intensas primeras horas, se realiza el sembrado con levaduras del vino base, con lo que se da comienzo a la primera fermentación. Este proceso se lleva a cabo a una temperatura de 15°C y se extiende entre dos y tres semanas.

La tarea del equipo continúa con un segundo trasiego, que tiene como objetivo lograr una mayor limpidez del vino. Finalizada la elaboración, el proceso arroja como resultado seis tanques con diferentes vinos base. Si bien la mayoría de ellos contiene el vino Pinot Noir y Chardonnay que ingresó junto a la línea de selección, también se cuenta con un tanque de cada uno de estos varietales puros. Aquí es donde comienza uno de los grandes desafíos del enólogo, ya que es hora de realizar los cortes.

Luego de los cortes, el vino ya está listo para ser transportado a la fábrica donde se completará el proceso. Allí se realiza el tiraje, consistente en la adición de un licor al vino base que actúa como disparador de la segunda fermentación. En el caso de Progenie I y Progenie II, que se elaboran con método tradicional o Champenoise, la segunda fermentación tendrá lugar en botella; mientras que Progenie III fermentará en tanques de acero inoxidable, característica del método Charmat. Esta segunda fermentación finalizará al cabo de tres meses.

Progenie de Bodega Vistalba

Progenie cosecha 2016

Alejandro Cánovas, quien acompañó a Tim Atkin en su reciente visita a la bodega, nos cuenta que el periodista inglés tuvo un favorito indiscutible que destacó entre los vinos de la cata: el elegido fue el espumante Progenie. Ante la escena de la uva nueva, el enólogo vaticina: “luego de un verano húmedo y frío en Mendoza, la frecuencia de precipitaciones disminuyó y el tiempo se tornó más estable, por lo que se augura una buena madurez de los frutos, con vinos de alcohol más equilibrado, que resultarán en una gran cosecha 2016 de Progenie”. Excelente noticia para que las burbujas de nuestro espumante sigan encontrando en paladares expertos y aficionados, apasionados seguidores.

MENU

Bodega Vistalba – Vinos exclusivos de Mendoza, Argentina